"Gira tu cara hacia el sol y las sombras caerán detrás de ti" 

(Proverbio maorí)

Mi vida personal

Soy Daniela. Nací y viví en Liechtenstein, un mini-país entre Suiza y Austria. Siempre me ha gustado escuchar a la gente e intentar de ayudarla. Vibro viendo a gente desarrollarse, viviendo más relajada, más feliz y con más confianza. 
Después de perder a mi marido, me veía confrontado con una crisis vital. No podía seguir viviendo como si nada hubiera cambiada, cuando todo había cambiado. En la búsqueda de un nuevo comienzo me fui de viaje - un viaje sin rumbo. Y por casualidad o por el universo me vine a Tarifa y me quedé. A decir la verdad - no entiendo realmente el porqué, pero resulta que estoy feliz. Esta bendición de vivir feliz, con confianza en la vida y la posibilidad de desarrollarme completamente, quiero compartirla contigo.

Cualificación profesional

Soy trabajadora social con un enfoque en psicología y un master en Coaching, Mentoring y Supervision. Además, tengo diplomas en terapia de trauma, de adicciones y terapia sistémica.

Completo esta carrera universitaria con un diploma de instructora de yoga dinámico. El yoga dinámico no tiene nada que ver con deporte y poco con el yoga que conocemos. Yo lo veo y uso como herramienta para reconectar con el cuerpo. 

Déjate Inspirar y cuéntame lo que tú necesitas.

¿Por qué Respira?

Viví 11 años con una pareja que sufrió de un cancer cerebral incurable. Estuve a su lado desde el minuto uno hasta su último respiro. Viví la montaña rusa de lo que significa el día a día conviviendo con una persona gravemente enfermo. Luchábamos juntos y cada uno por sí mismo y perdimos ambos una vida al final.

Buscando un hilo para empezar de nuevo, volví a encontrar aquí en Tarifa mi respiración. Durante los primeros dos años y hasta ahora, Tarifa para mí significa respirar. Es aquí donde me veía capaz de integrar lo que había pasado, agradecerlo y entender que me había formado para ser la persona que soy ahora. Y aún sigue mi viaje de crecer y autoconocimiento.

Tú puedes también! Y si te puedo dar un empujoncito en tu camino - encantada.